Formas de sacar partido a tu jornada laboral

Falta de atención, cansancio, problemas, enfermedad… son muchas las causas que pueden hacer que no estemos aprovechando al máximo nuestra jornada laboral. Si ese es tu objetivo, te vamos a dar unos cuantos consejos para que puedas hacerlo en tu día a día.Cómo sacar el máximo partido a la jornada laboral

Priorizar las tareas puede convertirse en un fantástico aliado y nunca está de más poder poner en marcha un planning al que debemos ajustarnos al máximo para sacar el máximo provecho a nuestra jornada laboral.

Un claro ejemplo de que esto funciona lo encontramos en Anthony Trollope, un escritor inglés que mantuvo durante años una rutina de la que no se salió nunca. Escribió unas 1.000 palabras por hora (durante dos horas y media cada mañana) y 40 páginas cada semana; de esta forma pudo escribir 47 novelas antes de su fallecimiento, a los 67 años.

Conocer cuáles son los momentos o temporadas en las que habrá más trabajo, nos permitirá prepararnos y llegar a ellos en condiciones óptimas. De lo contrario es posible que acabemos demasiado estresados y con mucha fatiga, tanto física como mental.

Esto sucede mucho en el mundo del deporte. Cuando los atletas saben que su equipo jugará varios torneos importantes, conocen cuándo serán las fechas, lo que les permite ir preparándose poco a poco y llegar en un óptimo estado físico y mental.

Tener tiempo libre es muy importante y puede ayudarnos a aumentar nuestra productividad en el trabajo, por eso se recomienda hacer alguna pausa de vez en cuando. Una técnica que nos ayudará mucho en este aspecto es la que se conoce como Pomodoro.

Se trata de un método que nos ayudará a mejorar la administración del tiempo y que será muy útil cuando queramos sacar el máximo partido a nuestra jornada laboral.

Dormir menos de seis horas no es suficiente para que ni cuerpo ni mente descansen. El resultado es una baja productividad y falta de concentración. No debemos dejar de lado al descanso y hacerlo entre siete y nueve horas todos los días.

Grandes directivos y presidentes de organizaciones mundialmente conocidas duermen al menos siete horas cada noche y siguen estando en lo más alto porque pueden ser más productivos y tienen más agilidad mental.

Si lo hacen ellos… ¿por qué no puedes hacerlo tú? Procura descansar todos los días, duerme en la postura correcta y no cenes justo antes de acostarte, notarás cómo al día siguiente estás mucho mejor.

Comments are closed.