LOS 3 GRANDES OBSTÁCULOS PARA EL ÉXITO EMPRESARIAL

Mientras muchos sueñan con empezar su propio negocio, no todos dan el paso decisivo. Mientras, entre los que se embarcan en una búsqueda empresarial, muchos se enfrentan a la cruda realidad de que el 50% de las nuevas empresas fracasará en los próximos 5 años.

Estos son los tres mayores obstáculos psicológicos para el éxito empresarial y cómo superarlos:

1. PERFECCIONISMO

Para los emprendedores, la práctica no hace la perfección; las acciones sí. No podemos simplemente esperar a estar 100% seguros antes de tomar decisiones.

Siempre queremos pensar las cosas hasta el final, pero a veces tenemos que arriesgarnos, renunciando a nuestro plan de negocio perfecto e improvisar con una baraja de cinco cartas en su lugar. La parte más difícil de dejar el perfeccionismo atrás es ser dueños de nuestras decisiones. A pesar de que nunca va a ser fácil, si dejamos el perfeccionismo de lado, lograremos mejores resultados.

2. MIEDO

La determinación de los empresarios se prueba desde el primer paso que se da al iniciar un negocio. De hecho, podemos comparar empezar un negocio con saltar desde un acantilado y desplegar el paracaídas durante el descenso.

Si bien es cierto que da miedo, si nunca sucumbimos a nuestro miedo y arriesgamos, no tenemos ninguna posibilidad de triunfar.

Además, los empresarios deben superar el miedo al rechazo. No sucumbir al miedo al fracaso o rechazo es el secreto del éxito.

3. PREOCUPACIÓN

Como empresario, la preocupación viene con el territorio. De hecho, más de un tercio de los empresarios sigue preocupados por el ayer. Mientras que la preocupación es una experiencia cotidiana, no es productiva. Debemos conciliarnos con las cosas que nos conciernen, y no dejar que nos prohíban tomar decisiones y perseguir nuestros sueños.

Para lograr el éxito como emprendedor, debemos abrazar la acción y dejar ir el perfeccionismo, el miedo y las preocupaciones. Tenemos el poder de transformar nuestro futuro renunciando a estos tres impedimentos para alcanzar nuestros objetivos.

A veces, el éxito o el fracaso no dependen tanto de los factores externos, y más aún en la mentalidad de un empresario. De hecho, tal y como han detectado los economistas remontándose a 1930, los factores psicológicos tienen un gran impacto en el comportamiento económico.

Leave A Comment