Cómo conseguir el equipo ideal

Contar con un buen equipo de trabajo es fundamental para cualquier empresa, especialmente para una start up en la que se ponen todas las ganas del mundo. Comenzaremos dejando las cosas claras desde un principio, sin un buen equipo no se puede llegar a buen puerto, por eso es tan importante poder formar un equipo competente.

Muchas personas podrían pensar que lo mejor para conseguir un equipo ideal es encontrar personas que tengan la mejor formación y si puede ser bastante experiencia de trabajo en el campo a desarrollar. No es mala idea e incluso es necesario, pero hay otros factores que deben tenerse presentes y que os vamos a enumerar.

¿Qué debe tener nuestro equipo de trabajo?

Partiremos de la base de que el equipo de trabajo no debe ser multitudinario a no ser que sea necesario. Un gran número de personas para una pequeña empresa supondrá un problema de coordinación y cumplimiento de objetivos. Antes de ponerse a trabajar en un proyecto hay que saber exactamente las personas necesarias para ello.

Una vez que se tenga en mente todo el personal, la formación y experiencia que debe tener cada trabajador, llega el momento de valorar otros aspectos que harán que el equipo de trabajo sea ideal, por eso hay que procurar hacer una correcta selección de personal.

Por ejemplo, es importante que además de formación y experiencia, el personal para el puesto tenga espíritu de trabajo y dedicación, que no tenga miedo a asumir nuevas tareas y retos y que no sea de esa clase de personas que se escaquea a la hora de asumir responsabilidades.

Deben ser personas que cuando se les asigna un trabajo estén motivadas a asumir retos y que no tengan miedo a aprender como parte de su desarrollo profesional y también personal.

Los integrantes del equipo de trabajo deben ser personas que no duden en ayudar a sus compañeros para hacer que el flujo de trabajo sea el correcto, pero no solo cuando se lo pidan sino ofrecerse si ve que alguno está retrasado en su tarea.

El respeto no solo por el trabajo sino también por los compañeros debe ser algo primordial. Debe poder defender sus puntos de vista sin echar por tierra los de los demás, con educación. Asimismo no deben poner excusas o reírse del trabajo o de los fallos de otros compañeros.

Para finalizar, otro aspecto de gran importancia entre el personal para formar un buen equipo de trabajo es que todos sean leales y sinceros, que no busquen anteponer su beneficio personal al trabajo o a los compañeros.

Pueden parecer cosas sencillas, pero realmente no es fácil encontrar trabajadores comprometidos y con todas estas características. Por eso son tan importantes las entrevistas de personal y los periodos de prueba.

Comments are closed.